«¿Cómo me puedo engañar en lo que digo, traidor escrupuloso? —dijo don Quijote—. Dime, ¿no ves aquel caballero que hacia nosotros viene, sobre un caballo rucio rodado, que trae puesto en la cabeza un yelmo de oro?

—Lo que yo veo y columbro —respondió Sancho— no es sino un hombre sobre un asno pardo, como el mío, que trae sobre la cabeza una cosa que relumbra.

—Pues ese es el yelmo de Mambrino —dijo don Quijote—. Apártate a una parte y déjame con él a solas: verás cuán sin hablar palabra, por ahorrar del tiempo, concluyo esta aventura y queda por mío el yelmo que tanto he deseado.»

Acceder a todo el episodio que da nombre a nuestra librería…

Como yelmo que no es yelmo (pero tampoco bacía), nuestra librería abre sus puertas virtuales en el año 2011,  abocándose principalmente a la venta por catálogo de libros referentes a las humanidades poco asequibles en el mercado local. Con el paso del tiempo, abrimos nuestras puertas en el viejo y pequeño local de la calle Gutiérrez Ruiz.

Hoy, con más de 60.000 libros en nuestros estantes, la librería ha crecido y se ha afianzado en nuestro local actual en Calle Canelones 1716, convirtiéndose en una de las librerías más variadas y voluminosas del país, pero manteniendo la impronta que nos caracteriza desde nuestros inicios: libros raros, distintos, y poco frecuentes en el mercado local, y atención personalizada en su búsqueda.